2019 - MASCOT<span>® WORKWEAR -  Monza - logo</span>

MASCOT suministra ropa de trabajo a los empleados del Monza Eni Circuit. Consecuentemente, como ellos representan el primer punto de contacto para los clientes y el público en general que asisten al autódromo de Monza, este legendario circuito de carreras automovilísticas tiene un aire danés.

2019 - Monza Eni Circuit - Coche de carreras

La elección de MASCOT como proveedor de ropa de trabajo demuestra que la organización que está detrás del Monza Eni Circuit, el Autódromo Nacional de Monza, ha escogido deliberadamente a un socio con un fuerte compromiso y un profundo conocimiento del mundo de los deportes de motor. MASCOT, que cuenta con varios contratos de patrocinio dentro de este sector, reúne indudablemente estas cualidades. Para MASCOT, la colaboración con Monza es una extensión natural de su fuerte y ya existente posicionamiento en el mundo de los deportes de motor.

Con respecto a esta colaboración, Pietro Benvenuti, director general de Monza, ha manifestado lo siguiente: «MASCOT se ha convertido en un punto de referencia en el mundo del deporte automovilístico y, al igual que nosotros, aspira a poner a disposición la mejor calidad. En MASCOT hemos encontrado enseguida un socio con una colección de ropa técnica versátil y de calidad, apropiada para todas las profesiones existentes en Monza, desde el personal en pista hasta el personal de oficina».

Ropa de trabajo con libertad de movimiento

Los empleados del circuito de Monza utilizan sobre todo los productos de la colección de prendas elásticas de MASCOT. A la hora de encontrar un nuevo proveedor de ropa de trabajo para los numerosos empleados de la instalación de deportes de motor, lo que más interesaba encontrar eran prendas que fueran de alta calidad y que otorgaran mucha libertad de movimiento. Estos empleados son, por ejemplo, coordinadores de eventos, empleados de servicio y personal de oficina.

 

Monza Eni Circuit

El circuito de Monza fue fundado en 1922. A esta pista, que tiene 5770 metros de longitud, se la ha ido conociendo con el paso de los años como «el templo de la velocidad». Cada año, el circuito de Monza celebra distintos tipos de carreras de motor como, por ejemplo, el Gran Premio de Fórmula 1 de Italia.