Transporte y embalaje respetuosos

El viaje desde los campos de algodón hasta la fábrica es largo y suele recorrer varios continentes. El algodón debe hilarse, tejerse y teñirse, tras lo cual se envía a las plantas de producción donde se confecciona la ropa. Y hay muchos componentes diferentes que coser para, por ejemplo, fabricar un par de pantalones.

truck-road-MASCOT® WORKWEAR

Para un par de pantalones de trabajo resistentes, se usan normalmente entre seis y ocho tipos de tejido, botones, cremalleras, hilos, hebillas, tarjeteros de identificación y logotipos diferentes. Calidad, precio, experiencia y oferta, para los componentes que, a menudo, proceden de numerosos proveedores distintos de todo el mundo.

Envío de materias primas

En MASCOT tenemos una serie de ventajas debido, entre otros factores, a la logística de las plantas de producción bien ubicadas: En lo que respecta a la compra de materiales de accesorios, como cremalleras o botones, MASCOT, uno de los principales fabricantes del mercado de la ropa de trabajo, tiene la posibilidad de comprar al por mayor para no tener que transportar pequeños pedidos muchas veces. Además, en MASCOT tenemos nuestra propia producción en Vietnam y la producción con existencias de materia prima se encuentra perfectamente centralizada en relación con muchos proveedores. Esto significa que los componentes no deben viajar muy lejos en un primer momento.

Envío de productos terminados

Cuando la ropa de trabajo termina de confeccionarse en nuestras propias fábricas, se transporta por barco en contenedores de unos 12 metros hasta Dinamarca, donde se conserva en un almacén totalmente automático de gran altura. Desde aquí se distribuye a los clientes de toda Europa. En otras palabras, su ropa de trabajo MASCOT ha viajado unos cuantos kilómetros antes de llegar a sus manos. Por eso, en MASCOT siempre elegimos socios con calidad y fiabilidad garantizadas en lo que se refiere a los proveedores de transporte. Todos nuestros proveedores principales de transporte han implementado la norma ISO 14001. La norma ISO 14001 es un estándar global y el sistema de gestión ambiental más reconocido. Se trata de una herramienta de gestión que puede utilizarse para supervisar el impacto medioambiental, reducir el uso de recursos y ofrecer una visión global a la administración acerca del rendimiento medioambiental de la empresa.

Producción

Socios globales

Cada año enviamos varios cientos de contenedores por mar, lo cual tiene un impacto en el medioambiente; por este motivo, en MASCOT, optamos por colaborar exclusivamente con grandes empresas globales que hayan comenzado el proceso de cambio y renovación de sus embarcaciones de motores diésel a motores de GNL (gas natural líquido). Sin embargo, se tardará alrededor de una década en completar el cambio. Los buques de carga oceánicos producen un mínimo de CO2 por producto transportado en comparación con el transporte aéreo. Los barcos modernos tienen un diseño más aerodinámico y por eso reducen su consumo de combustible, lo que se traduce en una reducción de las emisiones de CO2. 

Embalajes reutilizables

Cada día, se producen miles de productos en las fábricas de MASCOT en Vietnam y Laos. Se embalan en cajas fabricadas exclusivamente de pasta de papel reciclada. Y se llenan por completo para que no haya «transporte de aire» en el contenedor, lo que causaría emisiones de CO2 innecesarias en el transporte hasta Europa. Cuando las cajas llegan a los almacenes de productos terminados en Dinamarca, se reciclan y, si siguen estando en buen estado (si son de buena calidad), se reutilizan para los envíos a los clientes. Sin embargo, dista mucho de ser así, por lo que los pedidos para los clientes se siguen enviando en cajas nuevas. Estas cajas están fabricadas con un 80 % de materiales reciclados. Son de un tipo más ligero y tienen distintos tamaños, de este modo no se transporta aire a los clientes: Cada caja preempaquetada pasa a través de un proceso totalmente automatizado. En dicho proceso, se presionan ligeramente los productos y se determinan cuántos llenan una caja. Luego, se corta el sobrante de la parte superior de la caja, con lo que la altura de esta se ajusta al contenido de la mercancía de su interior. De esta forma, nos aseguramos de que la caja ocupe el menor espacio posible en el palé de mercancías para el transporte. Esto quiere decir que no se utiliza CO2 innecesario al «transportar aire» en las cajas. Además, las cajas tienen un sistema de apertura fácil que, si se usa correctamente, permite que los clientes también las reutilicen.

En MASCOT, mantenemos un contacto cercano con nuestros proveedores actuales y con los proveedores potenciales. Tanto en lo referente al transporte como al embalaje de la mercancía, exploramos continuamente las posibilidades de utilizar nuevas iniciativas y encontrar soluciones más respetuosas con el medioambiente.